Un científico cordobés desarrolla un trigo apto para celíacos

La investigación y el desarrollo vuelven a situar a Córdoba a la cabeza de la innovación agrícola. Francisco Barro, investigador cordobés del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ha conseguido desarrollar el primer trigo apto para celíacos. «Estos trigos carecen del componente tóxico, pero conservan el resto de proteínas del grano, por lo que las propiedades organolépticas son muy similares a las del trigo con gluten. Los resultados en las harinas son muy buenos y muestran que pueden ser potencialmente consumidas por el colectivo celíaco», aseguró el investigador.

El trigo es la base de la alimentación humana desde tiempo inmemorial. Sin embargo, el gluten de este cereal, un conjunto de proteínas presentes en el grano y las harinas, resulta perjudicial para una parte muy importante de la población, como es el colectivo celíaco. Cuando estas personas ingieren productos elaborados con harina de trigo, su sistema inmunológico reacciona contra el gluten provocando una reacción adversa que daña la mucosa intestinal.

«Las investigaciones que estamos llevando a cabo van dirigidas a desarrollar variedades de trigo carentes del componente tóxico del gluten, y por tanto que puedan ser consumidas por las personas celíacas», afirmó Barro. Una variante que se consigue mediante la transformación genética de la planta.

«Enviamos señales muy precisas a las células para que el componente alergénico del gluten sea eliminado por las células de la propia planta. La transformación genética es la única vía de introducir estas señales de forma estable y segura en las células de trigo», añadió el investigador cordobés.

Pero la normativa europea imposibilita el cultivo de este producto en Andalucía. «En Europa existe una doble moralidad. Por un lado, no se permite que los agricultores cultiven estos productos, pero luego los importamos de otras zonas del mundo para el consumo», afirmó el secretario general de Asaja Córdoba, Carlos Molina.

Por las tecnologías empleadas estas variedades entran en la categoría de organismos genéticamente modificados. Con lo cual su cultivo en Europa es complejo. «Pero se podrá cultivar en otros países no europeos y luego importar las harinas o productos elaborados, tal y como ocurre actualmente con otros productos», añadió Francisco Barro, que agradece a Asaja el gran lobby creado para que se abra la mano a los cultivos transgénicos. «La hipocresía en este tema perjudica a los agricultores. Queremos que se deje cultivar este tipo de productos, ya que la innovación es fundamental para la alimentación futura», añadió Molina.

J.S.S.E.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: