Celiaquía, una enfermedad invisble que afecta a una de cada 100 personas

Cómo reconocer los síntomas para consultar a tiempo
La celiaquía es una enfermedad intestinal que afecta el intestino delgado de las personas y se desencadena por la ingesta de alimentos que contienen gluten. El gluten está presente en el trigo, avena, cebada y centeno, es por eso que lo reconocemos por la sigla TACC.
La enfermedad celíaca puede mantenerse clínicamente silenciosa e incluso en situación de latencia con mucosa intestinal inicialmente normal consumiendo gluten en algunos sujetos genéticamente predispuestos.
El mayor problema para un paciente celíaco es que en el mercado muchísimos productos contienen gluten. Los síntomas más comunes en los adultos son diarrea crónica (más frecuente), pérdida de peso, distensión abdominal, dolor abdominal recurrente, malestar y cansancio.
En el caso de los niños se manifiesta con trastornos del desarrollo, baja estatura, pérdida de peso, vómitos, dolor abdominal recurrente, diarrea crónica, atrofia muscular, intestino irritable y mal humor.
El tratamiento para el celíaco consiste en realizar una dieta libre de gluten. Dentro de los alimentos prohibidos podemos mencionar los más comunes que son: el pan, pan rallado, pastas, pizza, empanadas, tartas, galletitas, cerveza.
Existen alimentos dudosos que puede que contengan o no gluten según la marca de elaboración. Entre ellos encontramos los quesos, enlatados, dulce de leche, chocolate, papas fritas, golosinas, pasta dental, helados
Y por último, los alimentos seguros que no hay peligro ya que no contienen gluten son : las frutas, verduras, carne, pollo, pescado, aceite, miel, frutos secos, lácteos, arroz, choclo.
Además de cuidar que la alimentación sea “libre de gluten”, es importante tener en cuenta la “contaminación cruzada”. Esto quiere decir que existen alimentos que son libres de gluten que al estar en contacto con otros que sí poseen gluten se pueden contaminar. Es por eso que los utensilios y las mesadas deben estar sumamente limpias y no se deben mezclar con otros alimentos que sí contengan gluten.
En el entorno familiar, siempre es recomendable cocinar primero para la persona celíaca y luego, para el resto. Si hay dudas de contaminación en hornos, se puede aislar las preparaciones en papel de aluminio.
La industria alimentaria utiliza el gluten para mejorar la calidad de sus productos, es por eso que uno debe leer atentamente el rótulo de los alimentos para poder identificar cual es inocuo y cuál no. En el supermercado, cuando los celíacos quieren comprar alimentos “aptos para celíacos” se encuentran con la dificultad de que muy pocos productos informan si contienen o no gluten.
Sugerencias para cuando un paciente celiaco come fuera de su casa:
– Cuidar que las migas de la panera no caigan en el plato. Si es así solicite un cambio.
– Siempre el jugo de frutas es mejor si es natural, recién exprimido y sin agregados de jugos artificiales.
– Se recomienda identificar y seleccionar previamente restaurantes que tengan un menor riesgo de contaminación cruzada como por ejemplo los que ofrecen carnes o pescados a la parrilla, papas cocidas, etc.
– No pedir platos potencialmente riesgosos como guisos, salsas, sopas, embutidos.
– Como postre se pueden pedir frutas frescas o flanes, siempre y cuando se elaboren sólo con leche y huevos.
– Si tiene dudas en la forma de preparación o de los ingredientes del plato elegido, pregunte cuantas veces sea necesario o directamente no lo consuma.

J.S.S.E.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: